Tango y Cash en: La venganza de los vasos del 60s

Todo comenzó una tarde del viernes, a la hora en la que generalmente la tripa gruñe, nuestros héroes al recibir su cuantiosa paga, por fin se decidieron a darse el lujo de comer en el 60´s así es, no mas vasos de refill, ahora iban por el combo completo, cargados de valor y unos cuantos pesos en la bolsa, partieron hacia centro coyoacan el la potente (pero sin tapones) turbo nave de tango.

Llegando por fin al centro comercial, ni tardos ni perezosos se aventuraron hacia el establecimiento, conocido como la guarida del marrano de los huevos de king kong, ahora a nuestros heroes no les importaba el encuentro ya que en esta ocasión, el refill no era su objetivo.

Tango “buenas tardes señor don marrano de mierda, estamos aquí de vuelta para que nos atienda a cuerpo de reyes.

Marrano: “ya les dije que los vasos solo son para los combos, pinches jodidos de miércoles de plaza, vayan a gorronear refresco a otro lado”

Cash: Pendejo, la broma es para ti, porque esta vez venimos por 2 combos, y grandes cabron

Marrano: se me olvidaba que hoy es quincena y se pueden dar ese lujo, un momento por favor.

El marrano tomo su orden y les entrego las típicas madrolas que vibran, no las que son el vicio de tango, las que tienen sensor para ir a recoger la comida, todo parecía perfecto, estaba atascado de gente y cuando se acercaban a la mesa se vaciaron 4 lugares cerca de la fuente y al lado de 3 mesas llenas de modelos hawaian tropic en celo y en traje de baño (que chingados hacian ahí, quien sabe, lo que nos importa es que estaban ahí), la vida era bella en esos momentos.

El tiempo paso, y nuestros valerosos amigos comenzaron a desesperarse, ya llevaban ahí 45 minutos y ni sus luces de sus hamburguesas, Cash comenzó a maldecir mientras Tango se apresuro a actuar, se acerco al mostrador y con voz tranquila y con tono correcto, digno de un carretonero estrella de la merced, le dijo al gerente, Marrano, que pedo cabron, que paso con mis hamburguesas, no te la mames ya van mas de 45 minutos y tu echándola como campeón, que pedo pues, el marrano volteo y merga se dio cuenta que todavía no pasaba el pedido de esos dos, para cubrir su error, antes de que Tango se diera cuenta le dijo, tengan mientras sus vasos, en fin que a esto es a lo que vienen siempre no? a gorrear refresco, empiecen pues que no tarda en salir su pedido.

Tango regreso feliz con Cash a mostrarle los preciados vasos de refresco, no podía ser posible tanta belleza, vasos grandes esperando a ser llenados con delicioso néctar a base de concentrados y agua carbonatada, de volada se apresuraron a la maquina y como niños chiquitos comenzaron a jugar con el refresco, todo parecía marchar sobre ruedas, Tango y Cash estaban contentos y el marrano había ganado algo de tiempo, por fin las cosas salían bien para ambas partes, o por lo menos, eso es lo que parecía en esos momentos.

15 minutos después la madrola comenzó a vibrar y Cash se apresuro a ir por el pedido, una amable señorita les entrego la charola, 2 hamburguesas de presupuesto con papas baratas, su orden estaba lista, pero además, les entrego otros 2 vasos!!!

No lo podían creer, toda esta guerra parecida a la que Palestina libra con Israel había comenzado pro un triste vaso de refresco que no les quisieron vender, y ahora, les estaban dando otros 2 vasos, con eso Tango y cash aseguraban su victoria en contra del marrano huevudo, la vida no podía ser mas dulce para ellos, por fin había un dios y en esta ocasión había volteado a verlos y les dio su bendición.

Rápidamente se apresuraron a comer para irse antes de que el marrano se diera cuenta, casi se atragantan con la papas fritas y la hamburguesa de juguete que les dieron (también que querían por comprar el paquete económico), al terminar su plato salieron disparados con el botín, el error de esa amable señorita desencadenaría caos y terror, ahora, un nuevo reinado de refresco gratis esta por comenzar, y no conforme con este daño a largo plazo, el marrano en la noche tendrá faltante de vasos, lo que significa que tendrá que poner 40 pesos de su jodido bolsillo, 40 pesotes, el salario de 3 días, tan solo por un insignificante error, pero para estos momentos es demasiado tarde, el daño esta hecho.

Asi es como termina la historia de nuestros queridos gorrones de refresco, por fin, en esta ocasión vinieron emocionados a contar la historia, porque ya tenia tiempo que las cosas no les salían nada bien, pro fin les toco la de haber ganado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: